Los equipos de gobierno en los distintos niveles del Estado muestran que la designación de mujeres en cargos de gestión pública sigue muy por debajo de la de los hombres.

El intendente Martín Llaryora, el gobernador Juan Schiaretti y el presidente Alberto Fernández iniciaron sus respectivas gestiones con gabinetes integrados solamente en un 20% por mujeres.

Si sólo se consideran los ministerios, secretarías -y agencias en el caso de la provincia de Córdoba- se observa que sobre algo más de 20 cargos relevantes, la participación femenina no supera el 15% en provincia y municipio y apenas llega al 19% en el equipo de gobierno nacional.

El porcentaje de mujeres aumenta cuando se incorporan al análisis otros organismos estatales importantes pero que están por fuera del círculo de poder y toma de decisiones del gabinete. Sin embargo, aun así, la cantidad de mujeres está lejos de igualar a la de hombres.

Pese a los avances en materia de igualdad y equidad de género que viene forzando en la sociedad la activa participación de las mujeres en los reclamos para ocupar espacios reales de poder y decisión en la política, aún falta mucho camino por recorrer hacia la conformación de una verdadera situación de equilibrio entre ambos sexos.

Más allá de las estadísticas

Además de la dimensión cuantitativa, el tema tiene un trasfondo socio-cultural mucho más profundo atravesado por décadas de cultura machista discriminatoria de las mujeres en el ámbito político.

Para Mayca Balaguer, abogada especialista en género e integrante de la Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (Fundeps), la exclusión histórica de las mujeres de los ámbitos de poder político provoca la invisibilización de las diferencias, diversidad, especificidades y necesidades de esta población que constituye la mitad de la humanidad y por eso debe ser tenido en cuenta como algo que va mucho más allá de un simple cupo.

“La paridad es un principio permanente que representa de mejor manera la igualdad en el ejercicio del poder. La paridad es una medida definitiva que busca compartir el poder político entre mujeres y hombres y transformar la idea misma de democracia”, reflexionó Balaguer.

En el mismo sentido, la consultora especialista en comunicación política y género, Paola Zuban, cree que la paridad es sólo una parte de la igualdad de género en política.

“La política debe reflejar también el cambio de una sociedad que avanza en los consensos necesarios en torno a la igualdad de género. Es un paso arriesgado, porque una igualdad real se gana con el poder, y para conseguir el poder es necesario interpelar a toda la heterogeneidad de la sociedad”, analizó Zuban.

Avances y camino a seguir

A pesar de que aún no existe una verdadera situación de equilibrio entre mujeres y hombres dentro del sistema político argentino, sí hay algunas señales de avance en la materia.

La creación de carteras específicas como el de Mujeres, Género y Diversidad en el gabinete de Alberto Fernández que estará a cargo de la abogada Elizabeth Gómez Alcorta y el Ministerio de la Mujer que tendrá a su cargo Claudia Martínez en Córdoba dan cuenta de ello.

Para Balaguer, tanto a nivel nacional como a nivel provincial se observa una institucionalización de la lucha de las mujeres y de las diversidades que ha crecido en los últimos años.

“El hecho de que estemos analizando cuántas mujeres hay en los gabinetes y quiénes son, es un avance. Ya nos hace ruido ver una foto del gobierno en donde solo se observan trajes y corbatas. Sentimos la falta de las mujeres y de otras identidades en los espacios que deben representarnos, y exigimos estar ahí. Todavía falta implementar de mejor manera la paridad en el ámbito legislativo e implementar políticas públicas orientadas a lograr la paridad en el Poder Ejecutivo y en el Poder Judicial, que es la gran deuda”, señala Balaguer.

Por su parte, la politóloga que dirige la consultora Zuban-Córdoba, cree que, aunque la actual ley de equidad de género no garantiza la construcción de trayectorias políticas femeninas estables, ascendentes y duraderas en el tiempo, representa el puntapié inicial para avanzar hacia una verdadera igualdad.

“Es necesario que este tema vuelva a formar parte de una agenda de reformas políticas y electorales en la Argentina. La democracia en las sociedades occidentales estuvo construida de alguna manera sobre la exclusión de las mujeres de ‘lo público’. Por lo tanto, pensar de otra manera aquella distinción es también una forma de repensar nuestra democracia”, indicó Zuban.

De manera similar, Mayca Balaguer considera necesario analizar qué lugares en el poder real de toma de decisiones ocupan las mujeres en la política argentina para que, por ejemplo en el ámbito legislativo, no integren listas sólo a los fines de cumplir con la ley de paridad pero sin verdaderas posibilidades de resultar electas.

“La mera existencia de mujeres en cargos no garantiza la perspectiva de género porque no basta sólo con la mayor presencia de cuerpos femeninos, sino con personas que sean conscientes y trabajen por reducir las desigualdades de poder que nos atraviesan por cuestiones de género, sexualidad, raza, edad y clase”, aseguró la abogada especialista.

Mujeres a cargo

Gabinete Nacional:

– Ministerio de Justicia y Derechos Humanos: Marcela Losardo

– Ministerio de Seguridad: Sabina Frederic

– Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad: Elizabeth Gómez Alcorta

– Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat: María Eugenia Bielsa

Gabinete Provincial:

– Ministerio de Coordinación: Silvina Rivero

– Ministerio de la Mujer: Claudia Martínez

– Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familiar: Laura Jure

– Agencia Córdoba Cultura: Nora Bedano

Gabinete Municipal:

– Secretaria General: Verónica Bruera.

– Secretaría de Modernización: Alejandra Torres.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Índice de Paridad Política

Este año el Gobierno provincial difundió los resultados del Índice de Paridad Política (IPP) que se elabora con ONU Mujeres e Idea Internacional en el marco del programa Atenea.

Córdoba obtuvo un puntaje promedio de 50,1% y quedó por encima del promedio nacional.

Sin embargo, si sólo se considera la presencia de mujeres en el Poder Ejecutivo provincial, el puntaje es mucho menor y apenas supera el 30%.

Al momento de la medición no había mujeres al frente de ningún ministerio provincial.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Las leyes a favor de la equidad

La provincia de Córdoba cuenta con legislación sobre paridad de género desde el año 2000 cuando entró en vigencia la Ley 8.901 de Participación Equivalente que establece el principio de participación igualitaria entre géneros en la legislatura provincial.

Sin embargo, en la actualidad no se cumple de manera completa ya que sólo el 32,9% de las bancas están ocupadas por mujeres.

La ley 27.412 de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política que fue sancionada a fines de 2017, establece que las listas de candidatos al Congreso de la Nación y al Parlamento del Mercosur deben ser realizadas ubicando de manera intercalada a mujeres y hombres.

Fuente: Perfil

Fuente: Click aquí >