La contaminación que produce la Estación Depuradora de Aguas Residuales (Edar) Bajo Grande tomó relevancia internacional. La organización Fundeps planteó el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, EE.UU. Fue en el marco de la agenda climática que se trató en Naciones Unidas y que tuvo a Greta Thunberg como principal protagonista.

La exposición ante la CIDH, de la que también participaron 15 organizaciones de 9 países de América, estuvo a cargo de Juan Carballo, director ejecutivo de Fundeps. “Hace varios años que la planta descarga líquidos cloacales no tratados en el curso del río, contaminando gravemente ese recurso hídrico e impactando directamente en el derecho a la salud de la población circundante, como la de Chacras de la Merced”, relató.

Acto seguido, apuntó contra la responsabilidad de las distintas esferas gubernamentales. “Los gobiernos locales tienen el control directo sobre las actividades implicadas en la mitigación y adaptación. En el caso de Córdoba queda en evidencia la falta de cooperación entre diferentes niveles estatales”, dijo. “Esto dificulta la rendición de cuentas, el acceso a la información pública y la participación en materia ambiental”, agregó.

Las audiencias temáticas son oportunidades que ofrece la Comisión para que se llame la atención sobre situaciones que afectan los Derechos Humanos a nivel regional. En este caso, las organizaciones le pidieron a la CIDH que inste a los Estados a tomar acciones concretas para poner fin a las acciones que agravan la crisis ambiental.

Fuente: La Voz

Fuente: Click Aquí>